titleNewsletter.newsletter

¡Deja volar su imaginación con la pintura!

Noticias07/03/2017

Como sabrás, la mente de un niño es muy plástica, por eso dejar que jueguen con pinturas es genial para desarrollar su imaginación. La pintura estimulará su comunicación, así como la sensibilidad y la capacidad de concentración. ¿Quieres que empiecen a practicar? Dales una cartulina lo más grande posible y unas témperas. ¡Que empiece el juego!

Para ellos cada trazo simboliza sentimientos y experiencias, así que no les digas qué deben pintar. Sencillamente, deja volar su imaginación. Eso sí, ¡siempre vigilándolos por el rabillo del ojo! Como cualquier otra actividad, ya sea en casa o al aire libre, tiene que estar supervisada por los padres… Nunca se sabe qué se les ocurrirá hacer con unos pinceles, unos lápices de colores o unos botes de pintura.

Por cierto, los niños que tienen entre cinco y seis años comienzan a querer plasmar sus propias emociones, teniendo un estilo mucho más personal. Por eso, este es el momento perfecto para estimularlos con este tipo de actividades. ¡Quizá tengas a un futuro Van Gogh en casa! Además, si tu pequeñajo es un poco trasto, la pintura le ayudará a serenarse y tranquilizarse. Si le pones música, ¡todavía más!

¡Ah y una cosa más! Si probáis las témperas y ves que a tu hijo le fascina dibujar, ¿qué te parece comprarle un caballete y unos lienzos? Puede ser un buen regalo, ¿no crees? Posiblemente si en su habitación les dejas un espacio donde poder crear sus propias obras de arte, sacará el pintor que llevan dentro. No necesitas nada más que un rincón con suficiente luz - si está cerca de una ventana, mucho mejor -. Así crearás un ambiente completamente artístico y después, sus cuadros podrán estar por las paredes de su cuarto, e incluso en tu salón.

¡Una actividad perfecta para cualquier tarde después del colegio!

Por África Barragán

Otras noticias

Top
Top