titleNewsletter.newsletter

Helado almendrado casero: ¡Increíble y riquísimo!

Noticias05/07/2017

El verano es la época perfecta para disfrutar de un buen helado, por eso queremos darte la receta del delicioso bombón almendrado… 

Cuando el calor aprieta… ¿quién puede resistirse a un buen helado? Es imposible vivir el verano a tope si no disfrutamos de nuestro helado favorito, pero a menudo estas delicias contienen demasiada azúcar y no nos fiamos mucho de sus componentes.

No te preocupes más, porque hoy queremos compartir contigo una receta que ya nunca más vas a olvidar: Te enseñamos a preparar el clásico bombón almendrado.
¡Toma nota y disfruta de un postre casero riquísimo!

Ingredientes

Crema:
1 vaina de vainilla + 75 g de azúcar
175 g de leche entera + 75 g de nata líquida
3 yemas de huevo

Cobertura:
350 g de chocolate con leche + Mantequilla + Almendras sin tostar
Palitos de polo de madera.

Preparación

1.Limpiamos bien la vaina de vainilla, haciendo un corte vertical y quitamos las semillas.
2.En un cacito echamos la leche, la nata y las semillas de vainilla. Lo ponemos a fuego lento hasta que la mezcla empiece a burbujear.
3.En un cuenco batimos las yemas del huevo con el azúcar hasta que nos quede cremoso.
4.Retiramos bajamos el fuego al mínimo, e incorporamos las yemas con azúcar, seguimos mezclando hasta que espese. Cuidado con que la mezcla empiece a hervir, porque puede cortarse y tendremos que volver a empezar.
5.Cuando los ingredientes estén bien incorporados, lo dejamos enfriar y lo echamos en un cuenco y lo meteremos a un congelador.
6.Lo sacaremos cada poco tiempo para ir batiéndolo y darle consistencia de helado. Después lo echaremos en los moldes de polo con un palito para cada polo.
7.Derretimos el chocolate al baño María y añadimos una cucharadita de mantequilla. Mezclamos todo bien.
8.Cuando el chocolate llegue a los 30º mezclamos las almendras, sacamos los politos del molde y sumergimos los polos él.
9.Los colocamos en una superficie en la que se queden bien rectos y sujetos, y una vez que el chocolate deje de gotear, envolvemos cada polo en papel de horno y lo metemos en el congelador.

¡Riquísimos! ¿Te animas a prepararlos?

Por Irene Chaparro

Otras noticias

Top
Top