Inscribirse Mi cuenta

Quitar sesión

Sorbete de naranja y mango y, además, ¡light!

Cocina30/05/2018

Si eres de los que les gusta tomar algo dulce después de comer, pero te encuentras en plena operación bikini, no te preocupes, porque te enseñamos a preparar un delicioso y refrescante sorbete de naranja y mango, ideal para las sobremesas de verano.

Con la subida de las temperaturas lo que más nos apetecen son bebidas refrescantes y fresquitas, pero es importante recordar que no hay que abusar de los refrescos cargados de azucares y calorías. Decántate por recetas a base de productos naturales como zumos o granizados hechos a base de frutas y verduras, que te aportarán la hidratación necesaria a la vez que nutrientes y vitaminas esenciales.

Los sorbetes son una variedad a medio camino entre el helado y el granizado, que posee una menor cantidad de grasas, lo que lo convierte en el postre favorito de todo aquel que quiere mantener la línea en verano sin privarse de algún que otro caprichito gastronómico. Su secreto es que carece de huevo entre sus ingredientes y se realiza a base de frutas normalmente cítricas, las cuales podrás adquirir en la tienda Carrefour de nuestro centro comercial. 

Te vamos a mostrar cómo elaborar un ligero y riquísimo postre light a base de naranja y mango con une textura casi de helado.

El mango y la naranja son dos frutas muy ricas en Vitamina A y C, además de funcionar como un potente antioxidante. El mango es una fruta calórica y rica en fibra, que ha sido utilizada desde siempre como remedio para trastornos digestivos en países como China y Tailandia, ya que sus enzimas contribuyen a una mejor digestión. Otra de las grandes propiedades que contienen estas dos frutas es su alta composición en betacaroteno, un complemento de la Vitamina A muy beneficiosa para la salud de la piel, además de ayudarla como protector del sol.

Y bien ha llegado el momento de meternos en la cocina. 

Ingredientes para 4 personas:

• 600 gr de mango algo maduro
• 60 ml de agua
• 150 gr de edulcorante
• 1 cucharada de zumo de naranja natural
• 1 cucharadita de ralladura de naranja

Elaboración:

Corta los mangos en trozos pequeños e introdúcelos en la batidora.

Ahora añade el agua, el edulcorante, la ralladura de naranja y el zumo de naranja.

Bate todos los ingredientes juntos hasta obtener una masa tipo puré suave e introducirlo en el congelador un mínimo de 5 horas. Si no tienes máquina para hacer helados, el truco está en evitar la escarcha y obtener esa textura de sorbete. Para ello saca el sorbete cada hora y remueve bien la mezcla para obtener esa textura más cremosa.

Decora con una hojitas de menta y, ¿a disfrutar de este merecido postre!

Por Talhara Ruiz

Otras noticias

Top